La odontología de hoy, desde una visión de la Terapia Neural en la Sociedad

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Odontólogo. Argentina

-- Encuentro Internacional de Terapia Neural. Patagonia, Argentina 2006 --

Distinguidos señores y distinguidas señoras es un gustazo, como decimos los argentinos, para mí estar frente a Uds. Y más gusto recibirlos en esta casa, la Argentina, en este living tan hermoso como lo es Villa La Angostura, con esos ventanales tan grandes, con vista al inmenso territorio que es parte de nuestro bendito planeta Tierra.

Deseo que este encuentro, el mundial, como lo llama Rubén, enriquezca por sobre todo, nuestras almas, razón más que suficiente para hablar de la TN.
Cuando conocí la TN, hace muchos años, y me dieron las primeras fotocopias de los libros de Payan, de Dosh, de Duque,
cuando conocí a Cinthia y Luis y me llevaron a lo de Rubén,
cuando me volví un fanático inconsciente de las agujas y la procaína, cuando todo eso junto me pasó, pensé que ya estaba hecho, que había que repetir el pinchazo tantas veces como sea necesario y la iluminación aparecía. Porque en ese momento de la búsqueda, la TN era mágica, para mí.
Con el correr de los años y yo acompañando, corriendo junto a esos años, como siempre pasa, uno se da cuenta de que las cosas no son mágicas. Sino que mágicas son nuestras creencias y nuestros valores que nos han metido en la cabeza. Porque aparecen y desaparecen, se afirman y tambalean. Como decía F. Ameghino"cambiaré tantas veces de opinión como conocimientos adquiera". O el otro pensar: "los analfabetos del siglo XXI son los que no saben aprender y desaprender y volver a aprender y volver a desaprender, y así...".
Creí encontrar el modelo correcto en la TN. Y una vez más, como suele suceder, me di cuenta que la TN no ofrece modelos correctos, sino enriquece los modelos propios de cada uno.
Me dí cuenta que la TN es un cuerpo-espíritu de ideas y un modo de pensar. Como aprendí luego, es un senti-pensar.

Y bueno, todo este pequeño "cuento", como dicen los colombianos, es para que Uds. sepan que de tanto escuchar y leer, libertario, contestatario, pensamiento distinto, no hegemonía, he creído, y como dije antes de las creencias y los valores, que en mí están hoy aparecidas y afirmadas las razones para decir que soy Odontólogo con un pensamiento diferente. Porque es así como me entienden los enfermos, y por eso hoy los llamo personas consultantes (Ex-pacientes).

Somos odontólogos con un pensamiento diferente
No somos sólo manos entrenadas para actuar mecánicamente

Porque cuando yo les decía a esos pacientes, soy Neurofocal o neuralterapéutico, u holìstico, naturista... ¿qué es eso?, ¿de dónde salió? ¿Cuanto cuesta más? ¿Qué me quiere vender este hombre? Todo eso me decían. No entendían. Y entender es fundamental para la relación entre las personas. Es el primer paso es la relación: un ser humano consultante se relaciona con un odontólogo con un pensamiento diferente.

Soy un odontólogo salido de la Universidad, con la cabeza llena de conocimientos y manos bien entrenadas. Eso está bien, pero la Universidad forma seres humanos especialistas en disciplinas, pero cuando nos sentamos a la par del enfermo que nos consulta, tenemos que ser seres capaces de tener un punto de vista más amplio que esas disciplinas, para centrarnos juntos, en los progresos nuevos, que traspasan las fronteras de las disciplinas. Pero nos hacía falta ese principio de selección y organización, para que el saber no sea solamente acumulado, apilado. Y eso enseña la TN.
Nosotros, los odontólogos diferentes en pensamiento, debemos tener además de la cabeza llena de conocimientos, bien puesta, como dice Morín. Con la aptitud para planear, analizar, comprender, acompañar cada pedido de ayuda que se presente en esa relación consultante-odontólogo y tener ese senti-pensar a flor de corazón, para poder vincular los saberes recibidos y darles sentido no mecanizado, como nos enseña la TN.
Porque ese enfermo consultante nos trae sus problemas particulares, singulares, que les son esenciales, no fragmentados y tienen que ser mirados no aislados, sino dentro del contexto persona-problema. Por eso los odontólogos con un pensamiento diferente tienen que saber mirar lo que está tejido junto.

La TN enseña a respetar el modelo del mundo de las otras personas. (ojo con los paradigmas).

Mucho cuidado con el manejo de los hoy muy de moda PARADIGMAS. No podemos pretender nosotros mover, empujar, correr los paradigmas instalados para que se instalen los que pretendemos. Son muy pesados y quizás no nos corresponde esa tarea. Lo que sí debemos es quitar las piedras del camino, para que a quien corresponda haga ese duro trabajo. (¿Los dioses quizás?)
El odontólogo con un pensamiento diferente debe hacer docencia junto al sillón. Informar, mostrar. Hacer una enseñanza educativa donde la misión no sea solamente transmitir saber puro y demostrar sus dotes de artista. Debe exaltar la relación para favorecer una manera de pensar abierta y respetuosa, entre las partes. Las creencias y valores gobiernan gran parte de nuestras conductas.

odontón - cuerpo

Claro que es duro de entender que actuando en un diente actuamos en todo el ser. Pero por ello no debemos ser nosotros hegemónicos y dueños de la verdad cuando vemos una boca llena de metales y amalgamas y endodoncias, implantes y no somos capaces de ver el bosque, de ver lo tejido en el contexto de ese ser.

  • Sáquese todas las amalgamas pues lo pueden enfermar...
  • Cuidado con los tratamientos de conducto porque Ud. va a ser portador de un muerto en la boca...
  • Tenga mucho ojo al colocarse el implante; que se lo pongan fuera de los meridianos de acupuntura...

amalgamas

Mucho ojo y cuidado NOSOTROS, los odontólogos y médicos que entendemos la TN.

No es posible cambiar de hábitos de forma directa y automática, aunque los beneficios para la salud sean evidentes.
Por lo general no se puede convencer a nadie para que cambie las creencias y valores en un par de sesiones. La TN nos enseña los procesos que debemos ir mirando y el tiempo de esos procesos. Nos enseña a esperar.
La salud propia de cada ser es multidimensional e implica: el ambiente, la conducta, los pensamientos, las creencias, la identidad, lo que siente de la vida.
Encerrarse inflexiblemente en una idea preconcebida de la técnica requerida creará en algunas personas resistencias y no habrá sintonía, no habrá relación, que tanto cuesta hacerla.

implante

El pensamiento diferente debe ser un pensamiento ecologizante
Cuando un pensamiento diferente tiene aptitud para contextualizar, de inmediato surge un pensamiento ecologizante.
Es decir, un pensamiento que se sitúa todo acontecimiento, información o conocimiento en una relación inseparable con el medio.
Cuando tenemos frente a nosotros a ese consultante, ya no es solamente el que tiene caries, o las encías inflamadas o está desdentado. Tenemos al lado, en el sillón, sentado, quien trabaja muchas horas, a quien el mundo social lo oprime, quien toma remedios para cuanta dolencia tenga, que está acostumbrado (Costumbres arraigadas) a ir al dentista para mostrar la boca y nada más. Tenemos a una persona que es muy probable no sepa nada de campos interferentes, ni de galvanismo oral, ni de mercaptano o thioeter. No le interesa demasiado, porque está inmerso en la cultura y/o paradigma que conoce, con los valores y creencias con los que creció.

El consultante quiere esto

engranaje perfecto

El engranaje perfecto

engranaje perfecto 2

Cambiar de hábitos es más fácil cuando se comprende que éstos ya no forman parte de la propia imagen.
Entonces nos despojamos de ellos sin esfuerzo y el cambio de conducta viene respaldado por un cambio de creencias y de valores.

EDUCAENSEÑAR, porque la educación y la enseñanza se solapan y se diferencian.

Por eso hay que aprender a educaenseñar. Eso es TN.
Educaenseñar una prevención, donde la alimentación juega un primer rol, demasiado importante. Donde se enseñe que no solamente los dulces refinados van a actuar desde afuera, sino que también actúan por dentro junto a la dieta moderna. Donde se desmitifique el famoso Flúor. Donde se explique y se informe hasta el cansancio, los pros y contras de las prótesis removibles, y los nuevos materiales y la conveniencia de realizar obturaciones con resinas siguiendo paso a paso los protocolos.

Siempre que tengamos la información adecuada
accederemos a un conocimiento necesario
para compartir la decisión

Explicar el porqué del uso de las anestesias sin vasoconstrictor, y las obturaciones de los conductos radiculares con cementos y pastas sin drogas. Que no siempre es posible el uso de postes o puentes no metálicos. Explicar la conveniencia o no de colocar implantes. Porque sabemos que no todo es blanco o negro.
Si conocemos una Cueva de Platón, no fabriquemos otra.
Hay que sacudir telarañas mentales y patear las estanterías de los pensamientos anquilosados, pero con mucho tacto y sin violencia.
Coevolucionar de acuerdo a otros pensamientos, pero ojo con el mundo Tevedirigido. Coevolucionar dentro del paradigma que nos  toque.
Yo, como odontólogo con un pensamiento diferente, debo ser congruente, sintonizado conmigo mismo primero, para estar entrenado para sintonizarme con el consultante.
Entonces tengo que acompañar a los demás. Así me entreno.
Tengo que tener la capacidad de reconocerlos a ellos y sus preocupaciones, aceptar su modelo del mundo.
Acompañar significa respetar las costumbres de un país extranjero. Significa llevar ropas adecuadas para los encuentros con otras personas. Significa aceptar las creencias y valores de los demás sin intentar convencerlos de que están equivocados.
Pero ojo, acompañar no quiere decir lo mismo que estar de acuerdo. Para acompañar a alguien no es preciso adoptar sus creencias, solo basta con reconocer su importancia y su validez.
Cuando acompañamos a alguien desde la TN establecemos un puente, una conexión. Entonces podemos guiar. Tal o cual prótesis, sacamos la raíz, cambiamos amalgamas...
Sólo después de aprender a acompañar podremos ocuparnos de conducir. Si no, es en vano.
Acompañar y conducir son la clave para influir en nosotros mismos y en los demás. Seamos flexibles. Hay que tener claro lo que se quiere y de encontrar maneras de conseguirlo.
Señores y señoras, hermanos espirituales, hay varios caminos para llegar al objetivo de cada uno.
Cada uno tiene en su mano la hoja de ruta que le corresponde por mérito.
No hay caminos extremos, salvo que nosotros queramos ir por los extremos.
El estar conociendo la TN nos ubica en el medio (como dice Osho, estando en el medio desaparecen los extremos).
Por eso desde aquí y para terminar, deseo pedir a los colegas odontólogos con un pensamiento distinto, que busquemos.
Busquemos lo que nos hace falta. Si los metales en la boca son probablemente perjudiciales busquemos alternativas. Zirconio, fibra de vidrio, Acetálicos, pinturas no toxicas para aislar metales.
Busquemos gente capacitada que nos ayude a fabricar implantes de cuarzo o zirconio u otro material alternativo al titanio.
Busquemos en la Fitoterapia, Homeopatía, variantes combinables para obtener pastas para rellenos de conductos, etc., etc.
Busquemos, ensayemos, no nos quedemos en los extremos de decir  esto no existe, no hay. Sí que hay. Si está en nuestro deseo y pensamiento mas profundo de hermandad planetaria, SÍ QUE HAY.
Busquemos, como nos enseña la TN.

Busquemos que encontraremos. Pero pasemos la pelota, juguemos en equipo, no gambetear solos, avisemos de los encuentros. Generemos lo que nos enseña la TN: ser solidarios y no ser compatitivos.
Si nos unimos en intenciones nunca nos separará la pelea.
El motivo más grande  para vivir hermanados es que la vida es infinita, y que nos vamos a seguir viendo las almas eternamente...

Gracias