JULIOTerapia Neural y Políticas de Salud Comunitaria
Julio César Payán de la Roche
Médico. Popayán - Colombia
-- Congreso Internacional de Terapia Neural Sitges (Barcelona) 2012 --



“El destino común nos convoca a buscar un nuevo comienzo, esto requiere un
cambio en la mente y en el corazón, demanda un nuevo sentido de
interdependencia global y de responsabilidad universal”
Carta de la Tierra

Y parece que con la historia de la TN en América se está dando un nuevo sentido que necesariamente debe repercutir en nuestras apuestas actuales. Tal vez esto es lo que quiero plasmar en este escrito balbuceante pues a lo mejor suene inoportuno para varios y varias de Uds.
Una vez desembarcada la TN en las costas americanas por Colombia, bajo el timón de Germán Duque y Peter Dosch, iluminados ambos por el genio y la fuerza de los Huneke y las investigaciones del nervismo ruso principalmente, comenzó la historia americana de la TN.
De los primeros impactos emocionales y de las primeras luchas por ganar el reconocimiento y el espacio en el hostil ámbito médico nacional y americano quedan muchos escritos y vivencias. Era la emoción de encontrarnos otra vez con la incertidumbre y el pensamiento de la vida. Considero que fue una etapa provechosa y altamente productiva gracias a la tenacidad y valor de Germán y un grupo de soñadores y soñadoras; en esas épocas ganamos un puesto en el corazón de las gentes.
Poca a poco, gracias a cursos informales primero, diplomados después y ahora en los  últimos años con los cursos de maestría iniciados en la Universidad Nacional de Colombia gracias al empeño y tesón de Eduardo Beltrán, no sólo en T.N., sino en otras medicinas alternativas se ha consolidado en los ambientes académicos y oficiales gubernamentales.
Ahora se está en la fase de discusión legislativa, etapa llena de planteamientos legales y políticos en la cual se requiere de posiciones sociales y filosóficas claras y dialógicas.
De una manera sincrónica, no planeada pero si vislumbrada, avanzamos en varias direcciones: Por una se ganó espacio como un buen método médico curativo. Por otra parte, desde lo académico se llega a tener cursos de maestría en varias Universidades de Colombia, afianzando además su rigurosidad científica gracias a investigaciones inter y trans disciplinarias, basta con revisar diferentes y excelentes tesis de grado, que poco a poco van rompiendo el mecanicista método científico.
Además la TN ha sido reconocida oficialmente por el cuestionado y regular sistema de salud de Colombia (Resolución ministerial No 005078 junio 1992. Resolución ministerial No 02927 1998), hasta reconocimiento y obligatoriedad en los planes de salud nacional.
Avanzamos en lo curativo, lo académico, lo investigativo, creando además redes transdisciplinarias con otras disciplinas del saber y en el reconocimiento gubernamental, aunque aún faltan muchos peligros y caminos por recorrer. Nos tenemos que preparar para tiempos difíciles. Entretejido en todo esto se presenta la necesidad de aclarar las propuestas neural terapéuticas y aportes sociales, políticos y culturales, para hacer planteamientos frente a la salud de los pueblos en el más amplio sentido de la palabra.
Muchas personas de la salud se formaron e informaron en Los Robles. La audiencia fue en aumento y el pensamiento y la esencia se pintaron de todos los colores de América, sin desconocer sus orígenes europeos. Necesariamente la TN se vistió y tiñó de india, de negra, de mulata, de magia, de bailes, de atardeceres y de cantares.
Así fuimos creciendo, al margen, bendita posición que nos permitió buscar nuestro ser y nuestra esencia.

TAMBIEN CAMINAMOS CON LA SALUD PÚBLICA
A través de una ONG (FUNCOP) y con el hecho histórico de un terremoto que el 31 de marzo destruyó gran parte de la ciudad comenzamos a explorar unos caminos para la salud popular más acordes con los pensamientos y racionalidades de la TN. Tarea difícil pues se buscaba tener y practicar otras visiones diferentes a la convencional, poco exploradas a nivel médico aunque se aproximaba mucho al pensamiento del colombiano Orlando Falls Borda de Investigación, Acción y Participación - I.A.P.- o a los planteamientos de Atención Primaria en Salud con el médico Héctor Abad Gómez, asesinado por sus posiciones alternativas políticas en cuanto salud para los colombianos y colombianas.
Es que a nivel oficial siempre se seguía, y aún se sigue una planeación y acción basada en el paradigma cartesiano, mecanicista, reduccionista, fragmentador, vertical impositivo, patriarcal, etnocéntrico, antropocéntrico, en donde los que saben van a adoctrinar a los que no saben en lo que ellos creen que debe de creer y por supuesto saber y aceptar la alienación para al final aceptar un bio poder. Para este colonialismo, llenos de intenciones buenas, pero sin ningún criterio ni iluminación (como el orangután que desde la orilla del río saca a los peces para que no se ahoguen), con frecuencia agreden, niegan y desconocen creencias y sabidurías de los pueblos, para sembrar sus “sus verdades” y métodos de conocimiento.
Como un homenaje a un amigo, investigador de lo social, profesor universitario ya muerto quiero traer su pensamiento que explica mejor lo que estoy presentando: “Al proceder a investigar la salud y encontrarnos con otras formas de vivir la salud, también cambiamos nuestro modo de investigar y de interpretar. Si reconocemos un concepto más holístico de la salud, más integrador y más participante nuestros modos de investigar y de interpretar deben estar en correspondencia con este sentido” María I. Gonzalez Y Hernando Paredes (Q.E.P.D.). Universidad Santiago de Cali.
Este es un planteamiento correcto, pero con el etno centrismo se busca imponer creencias y “verdades”. Nosotros buscamos, como en la TN el diálogo sistémico que permite procesos emergentes de auto eco organización. Para entenderlo de otra manera propiciamos diálogos comunitarios, se utilizó mucho la cartografía social (impulsos inespecíficos), para que la comunidad planteara procesos organizativos (emergencias o respuestas a los impulsos) que le permitieran su desarrollo sostenible en concordancia con su eco sistema en lo más amplio sentido de la palabra: cultural social, histórico Etc. (auto eco organización).
En estos modelos todos los componentes o mejor sucederes de un sistema o región entran en diálogo, como en la vida, y de ellos emergen comportamientos propios de los cuales como atractores fractálicos aparecen comportamientos sociales en los que se encuentran involucrados los comportamientos y prácticas saludables, es decir, la salud es parte integral de la vida diaria y no una especialidad de ella. Si lo pensamos esto trae cambios en los conceptos de salud y enfermedad y se acerca más al Vivir Bien.
Así como la TN considera que el organismo al recibir un impulso adecuado tiene la capacidad de auto eco organizarse y marcar el camino de su orden propio gracias a diferentes mecanismos, todos integrados y en red con ellos mismos y con todo lo vital, así mismo consideramos que nuestras comunidades tienen potenciales desconocidos por las “culturas” y conocimientos que llegan a imponer hegemónica y arrasadoramente sus criterios . Como decía Morin: “Para que haya organización debe de haber inter acciones, para que haya inter acciones debe de haber encuentros. Para que haya encuentros debe de haber desorden ( agitación, turbulencias, diálogos)”. Pero es que las voces de nuestras culturas y sabidurías no han sido escuchadas, y son silenciadas por diferentes intereses políticos, económicos, culturales. Esto nos obliga a involucrarnos con lo político, lo económico, lo social y lo cultural. En pocas palabras, con la vida. Es retomar la salud dentro de un proceso incluyente. No pido que los neural terapeutas salgamos a la palestra pública pero si que entendamos que por la misma razón de ser de lo que hacemos como es la TN tenemos que tomar actitudes vitales que involucran la vida misma.
Nuestros pueblos originarios tienen claro el pensamiento sistémico incluyente universal, lo tienen en su lenguaje, en sus ceremonias, en su cotidianidad, de ejemplos están llenos los estudios étnicos.
Los planteamientos epistemológicos y racionales de la TN se entienden muy bien con las cosmologías americanas ancestrales, tanto indígenas como negras o mestizas.
Para los indígenas no son ajenos los principios del Ying y del Yang, por ejemplo durante 9 años hicimos anualmente un Coloquio de Medicinas alternativas y sociedad, el cual tenía una visión trans disciplinaria, sistémica y biocibernética. Se reunían disciplinas tan aparentemente disímiles como la física, el derecho, lógicamente la salud, esotéricos (as), escritores como su paisano Fernando Savater, poetas y escritores como William Ospina, políticos como Luis Carlos Restrepo, feministas, místicos, matemátic@s, líderes populares, periodistas, polític@s, filósof@s, especialistas en diferentes temas, especialistas en el Tarot o el Horóscopo Maya y un largo etcétera, y entre todos y todas se impulsaba el diálogo sin buscar llegar a definiciones o tomar posiciones.
Puesto importante en estos Coloquios lo tenía el pensamiento neural terapéutico. Así, para nosotr@s la TN fue afianzándose en nuestro medio. No eran multitudes, éramos pocos, esos encuentros nos hicieron ver claramente que la TN tenía que jugar un papel que sobre pasaba los encuentros en los consultorios, o las reuniones académicas o científicas, muy importantes por supuesto, pero incompletos desde el punto de vista del accionar popular.
Esta ha sido parte de la historia nuestra, tal vez nuestro destino que no se puede catalogar como bueno o malo, es el nuestro y de él emana mucha de nuestra experiencia.
No nos volvió más hábiles y certeros para poner aplicaciones de TN, pero nos dio más conciencia de lo que hacíamos, y nos permitió ver y sentir el pensamiento neural terapéutico desde la transdisciplinaridad. Fue como si al caer en terreno propicio la TN nos hubiera dejado entrever una de sus caras más hermosas. Recuerdo aquí que en un Congreso en Alemania Holguer Huneke nos dejó oír una entrevista radial que en los 40, le hicieron a Ferdinand Huneke en la que cuando le preguntaron cuál creía que era el futuro de la TN respondió: la física, la metafísica y la filosofía. Ferdinand ya había descubierto esa cara antes que nosotros, pues la metafísica y la filosofía nos llevan a adoptar posturas vitales y políticas, por supuesto.
“Es que la TN no es una mera terapia sino una manera de ver más allá de la simple razón y a través de ella. Por eso la TN no se agota en lo que suceda en la consulta diaria. Su horizonte va mucho más allá y la trasciende” Tomado de un diálogo con Sandra Isabel Payán y Julio Monsalvo mientras imaginábamos esta charla.

NUEVOS RETOS
Para nosotros se plantean nuevos retos que van más allá de lo técnico y científico, sin caer ahora en pensar que uno puede ser más importante que los otros. Tales retos podrían ser:
Es hora de los diálogos de saberes, no de poderes, no sólo en nuestro medio americano sino en todo el mundo, ante los movimientos como el de los indignados como rechazo a los actuales modelos culturales, económicos y políticos: ¿Qué puede aportar la TN?. ¿Habrá esperanzas?, o "ya es tarde para el hombre", como escribió William Ospina?. En lo personal creo que la propuesta comunitaria incluyente, de los ecosistemas y universal de salud que puede aportar la TN es esperanzadora y real, siempre y cuando no se idealice y permita su transformación.
¿Se estarán cumpliendo las predicciones que dio Ferdinand Huneke en la entrevista que nombramos? Eso corroboraría aún más su genialidad.
Experiencias como la relatada de FUNCOP se están adelantando en varias partes del mundo como Argentina con la salud de los ecosistemas, o el gran movimiento de la Alegremia en el mismo país, o en Perú en su seguridad social, o en Ecuador. Hay muchas experiencias, ¿podrán inter actuar y trans relacionarse con la TN?.
¿Será posible que en nuestros congresos y reuniones tengan espacio charlas que permitan otear siquiera las posibilidades sociales, innovadoras y revolucionarias, en el mejor sentido de la palabra que permite la TN?
Podrán ser los encuentros de las comunidades semejantes a los impulsos inespecíficos pero en puntos específicos que da la TN?
¿Es posible la determinación de los pueblos?
¿Será cierto lo que dice la Carta de la Tierra?.
Como ven, no se trata de presentar un plan de salud pública, ni un proyecto de tesis. Es más bien una plegaria esperanzadora a la vida, en la búsqueda de lugares y pensamientos y sentimientos en donde la alegría y el futuro sostenible sean posibles.