MANEJO CON LIDOCAINA PARA DISMINUIR LA SEVERIDAD DE LOS CASOS DE COVID-19

Maria Ayeza Diaz-Vera*, José Terrones Santa Cruz**, Aldo Forttini Headrington***, Javier A Cerna Paz***, Luis Quintanilla Rios***, Moises P Medina Melendez***, José Del Aguila Torres****

*Médico Pediatra, diplomada en Terapia Alternativa y Complementaria; **Médico especialista en Medicina de Emergencias
***Médico especialista en Medicina Interna; ****Médico especialista en Anestesiología

San Juan de Lurigancho, Lima, Perú
Octubre 2020

English Version

Citar como: Diaz-Vera MA, Terrones Santa Cruz J, Forttini Headrington A, Cerna Paz JA, Quintanilla Rios L, Medina Melendez MP, Del Aguila Torres J. Manejo con lidocaina para disminuir la severidad de los casos de COVID-19 [Internet]. Sabadell, Barcelona (España); Publicado 19 Nov 2020. Disponible en : www.terapianeural.com

RESUMEN

Yang y col. han demostrado a través de un metaanálisis que incluye 4,292 artículos que la Lidocaína en dosis baja es capaz de disminuir la tos para la intubación endotraqueal y disminuye significativamente el dolor de garganta (11). Aminajad y col. observan el mismo efecto de disminución de los síntomas en pacientes con Covid 19 (18). Asimismo, existe gran número de estudios que demuestra que los anestésicos locales, entre ellos, el más usado, Lidocaína, tiene efectos importantes que previenen el daño celular producido por la inflamación en el pulmón y otros órganos (6,7,8, 9,10,21).
Por otro lado, múltiples estudios que demuestran que los efectos severos y moderados del coronavirus SARS-Cov2 en el ser humano, se deben a una inflamación desregulada, es decir una gran respuesta inmunológica tisular, especialmente en el pulmón, lo que produce las neumonías, infartos, daño renal, etc., esta respuesta es conocida como la tormenta de citokinas (1,2,3) y llega hasta el síndrome Hemofagocítico (4,5) y coagulación intravascular diseminada, este daño tisular lleva a síndrome de disfunción multiorgánica y muerte.
Por lo tanto, se puede inferir que la Lidocaína podría atenuar los síntomas del Covid 19, se realizó un ensayo clínico, administrando Lidocaína endovenosa a dosis de 0.5 a 1 mg/kp por día, dosis usada en diversos estudios (11), para atenuar los síntomas provocados por SARS-Cov2, esperando disminuir la severidad de los síntomas producidos por el nuevo coronavirus que viene afectando a la población mundial.

INTRODUCCIÓN

El coronavirus 2 que produce síndrome respiratorio agudo grave en siglas en inglés: SARS-CoV-2 es un nuevo tipo de coronavirus causante de la enfermedad denominada por la OMS como “enfermedad por coronavirus del 2019” se abrevia por sus siglas en ingles COVID-19. Fue descubierto y aislado por primera vez en Wuhan, China, tras provocar la pandemia de enfermedad por coronavirus de 2019-2020. (14)
Los efectos del coronavirus SARS-Cov2 en el ser humano pueden dividirse en leves, moderados y severos. La severidad de los síntomas esta en relación directa al tipo de respuesta inmunológica tisular que genera, siendo en algunas personas muy severa, especialmente en el pulmón, lo que produce las neumonías, infartos, daño renal, etc., el daño tisular llega hasta síndrome de disfunción multiorgánica y muerte, esta respuesta es conocida como la tormenta de citokinas (1,2,3) y avanza hasta el síndrome Hemofagocítico (4,5), este tipo de respuesta inmunológica trae como consecuencia los casos severos y la mortalidad en la actual pandemia, según los estudios en animales y en las autopsias de los fallecidos
Las dos epidemias de coronavirus reportadas previamente síndrome respiratorio aguda severa conocido por sus siglas en inglés como SARS y el síndrome respiratorio del Medio Oriente [MERS]) comparten características patogénicas, epidemiológicas y características clínicas de COVID-19. Se conoce poco actualmente sobre el SARS-CoV-2, y es probable que las lecciones aprendidas de estas grandes epidemias se pueden aplicar a la nueva pandemia, incluido el uso de nuevos fármacos inmunosupresores. (3)

EFECTO DE LOS ANESTÉSICOS LOCALES EN EL PROCESO DE INFLAMACIÓN

Estudios de humanos que murieron de SARS y estudios más recientes en modelos animales sugirieron que en los casos de COVID-19 ocurre una respuesta inmune desregulada, lo que resultó en una inflamación exuberante y una enfermedad letal (1). Los anestésicos locales han demostrado ser protectores de SARS en varios modelos animales y el mecanismo subyacente parece ser su acción antiinflamatoria. (15)
Recientemente se han encontrado propiedades diferentes de la lidocaína, algunas de las cuales superan sus características como anestésico local. Estas propiedades dependerán de las diferentes concentraciones plasmáticas a las que se encuentre. Los efectos sobre los canales de sodio ocurren a 50-100 μM; sin embargo, a concentraciones menores se les han atribuido distintos efectos tales como: neuroprotección, antitrombóticos, sobre la agregación plaquetaria, como antiarrítmico), en la cicatrización de heridas, remisión de tinnitus, en la hiperreactividad bronquial como antinociceptivo, como bloqueador muscarínico y de dopamina y finalmente propiedades antiinflamatorias a 0.5-5.0 μg/mL o 2-20 μM (7).
La lidocaína tiene varios efectos inhibitorios sobre la función de los neutrófilos. Reduce la adhesión de leucocitos al endotelio microvascular y a superficies no biológicas. También inhibe la migración de leucocitos al sitio inflamatorio. Además, la investigación ha demostrado que la lidocaína atenúa la producción de leucocitos de prostaglandinas, leucotrienos y tromboxanos. La lidocaína también reduce la producción de radicales libres por los neutrófilos e inhibe la liberación de aniones superóxido. Además, disminuye la liberación de proteasa de neutrófilos y macrófagos al estabilizar sus membranas celulares. (6)
Hollman (15) sostiene que las acciones de los anestésicos locales son muy prometedoras para la aplicación clínica: sus efectos sobre la respuesta inflamatoria y especialmente en células inflamatorias (principalmente polimorfonucleares granulocitos [PMNs] pero también macrófagos y monocitos). Respuestas inflamatorias hiperactivas que destruyen en lugar de proteger son críticos en el desarrollo de varios estados de enfermedad perioperatoria, como dolor postoperatorio, síndrome de dificultad respiratoria del adulto (SDRA), síndrome de respuesta inflamatoria sistémica, y falla multiorgánica. Modulación perioperatoria de tales respuestas es, por lo tanto, relevante para la práctica de la anestesiología, y los anestésicos locales pueden desempeñar un papel significativo papeles a este respecto.
Ochoa (7) en su revisión de las propiedades de la Lidocaina analiza diversos estudios realizados en animales en donde se observa efectos positivos de este anestésico local en el SARS. Como el estudio de Nishina(16) en que la Lidocaína atenua la injuria pulmonar en animales, al igual que el trabajo de Mikawa (17). De Klaver (10) concluye que la lidocaína endovenosa disminuye la injuria endotelial producido por citocinas, asimismo, la Lidocaína también puede usarse como preventivo de las lesiones endotóxicas. (10,17)
Aminnejad (18) al igual que Pandey (19) recomiendan una dosis endovenosa de Lidocaína antes de intubar a pacientes con COVID-19 porque refiere que es suficiente para suprimir la tos. Los usan durante la intubación y la extubación de los pacientes con Covid-19. Por lo cual se deduce que el paciente mejora clínicamente con una dosis única de Lidocaína EV de 0.5 mg/kp.
De igual forma Yang y col. (11) Realizaron un metanálisis en el que evaluaron 4,293 artículos en las principales bases de datos de información científica y concluyeron que el uso de endovenoso de La lidocaína, en comparación con el placebo, condujo a una gran reducción en la incidencia de tos post-extubación con calidad de evidencia moderada. Este gran efecto tuvo un indicador Número Necesario para Tratar (NNT) de cinco, lo que sugiere que su uso potencialmente beneficiaría a numerosos pacientes quirúrgicos si fuera a ser implementado en la práctica clínica. Por lo tanto, la evidencia de este metanálisis fue suficiente para concluir la efectividad de la lidocaína endovenosa para prevenir tos al momento de la intubación, y es poco probable que se realicen más ensayos para alterar esta conclusión. El promedio de la dosis usada en los trabajos mencionados en el metanálisis de Yang y col. estuvieron entre 1 a 1.5 mg/kp.
Ochoa (7) concluye que la Lidocaína es uno de los fármacos de más fácil acceso y que a dosis bajas puede contribuir a atenuar la inflamación producida por la tormenta de citokinas y podemos agregar que podría disminuir el daño de nuevo coronavirus a la pandemia que azota a la población mundial. Por otro lado, Mitra (20) informa que además la administración de Lidocaína podría ser beneficiosa para los efectos secundarios de la hidroxicloroquina en el QT.

METODOLOGIA

Se administró Lidocaína sin epinefrina y sin preservantes a pacientes con diagnóstico de COVID 19 a dosis de 0.5 a 1 mg/kp endovenosos lento diluido como lidocaína al 0.5%, una vez al día por 2 días y se evaluaron los siguientes parámetros, dolor, tos, frecuencia respiratoria, saturación. En algunos casos ambulatorios se administró Lidocaina 2% sin diluir subcutánea a dosis de 1 mg/kp. Se evaluó dolor mediante Escala Visual Analógica (EVA).

RESULTADOS

Se evaluaron 28 pacientes con diagnóstico de Covid 19, entre 28 a 85 años, el 70% eran varones, se encontró el 70 % de casos moderados cuyos síntomas principales eran la dificultad respiratoria con hipoxia y en la mayoría el dolor era intenso, manifestado principalmente como cefaleas, dolor en el pecho y dolor lumbar que no mejoraba con los medicamentos habituales, que con frecuencia impide a los pacientes funciones como comer y/o dormir. Se encontró que casos Leves 100 % refirieron a la hora de evaluación disminución del dolor y del malestar, el paciente se siente más tranquilo y relajado, logra conciliar el sueño. En los casos Moderados a la hora de evaluación se encontró además de la disminución del dolor, sensación de tranquilidad y sueño, mejoría de la Saturación de oxígeno y disminución de la frecuencia respiratoria, en un 30% de casos, que se mantenía al menos 24 horas. En los casos Severos, la mejoría del dolor y del estado general demoran un poco más, pero se observó en los pacientes una sensación de tranquilidad, aunque no mejora la saturación, disminuye el stress y en la mayoría les permite dormir. Disminuye la tos, pudimos observar que en los casos severos la medicación calma los síntomas por periodos mas cortos, entre 3 a 4 horas, por lo que suponemos necesitan mas dosis o la administración en infusión como es el uso habitual de la lidocaína en UCI.


COVID 19 PERU GRAFICA

CONCLUSIONES

  1. La Lidocaína mejora los síntomas del COVID 19, disminuyendo el dolor en forma duradera.
  2. En los casos moderados de corta evolución mejora la saturación y disminuye la frecuencia respiratoria, disminuyendo la necesidad de hospitalización en algunos pacientes.
  3. En los casos severos estabiliza al paciente, la mejoría del dolor es más lento, disminuye el stress.
  4. En todos los casos se observa sensación de bienestar, relajación, puede producir sueño, mejora el estado general, le permite comer y desenvolverse con mayor normalidad, ya que las funciones biológicas están alteradas con frecuencia por el malestar, dolor y falta de aire.
  5. Mejora el ánimo y la satisfacción del usuario, especialmente con el uso endovenoso.
  6. Se necesitan más estudios para evaluar posibilidad de disminución de la tasa de mortalidad, efectos antivirales y/o efectos antiinflamatorios
  7. Recomendaciones: debido a su bajo costo y disponibilidad en el mercado, así como por sus efectos la Lidocaína es una buena opción para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de atención de los pacientes con COVID 19. Además, por la dosis necesaria, su seguridad y la experiencia en su uso, la Lidocaína podría ser también usada en niños, desde la etapa neonatal.


REFERENCIAS BIBLIOGRAFIA
  1. Channappanavar, R., Perlman, S. Pathogenic human coronavirus infections: causes and consequences of cytokine storm and immunopathology. Revista Seminars in Immunopathol 39, 529–539 (2017).  https://doi.org/10.1007/s00281-017-0629-x Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28466096/
  2. Sarzi-Puttini P, Giorgi V, Sirotti S, Marotto D, Ardizzone S, Rizzardini G, Antinori S, Galli M, COVID-19, cytokines and immunosuppression: what can we learn from severe acute respiratory syndrome? Revista Clinical and Experimental Rheumatology 2020;38(2):337-42. Disponible en: https://www.clinexprheumatol.org/article.asp?a=15518
  3. Tisoncik JR, Korth MJ, Simmons CP, Farrar J, Martin TR, Katze MG. Into the eye of the cytokine storm. Microbiol Mol Biol Rev. 2012;76(1):16–32. doi:10.1128/MMBR.05015-11. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3294426/
  4. Mehta P, McAuley DF, Brown M, Sánchez E, Tattersall RS, Manson JJ, et al, COVID-19: consider cytokine storm syndromes and immunossuppresion, The Lancet 2020;395:1033-34, Correspondense. Disponible en: https://www.thelancet.com/action/showPdf?pii=S0140-6736%2820%2930628-0
  5. Rouphael Maakaroun N, Moanna A, Jacob JT, Albrecht H, Viral infections associated with haemophagocytic syndromes Rev. Med. Virol. 2010; 20: 93–105. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/20127750/ 1034, MARCH 28, 2020
  6. Schmidt W, Schmidt H, Bauer H, Gebhard MM, Martín E, Influence od Lidocaine on Endotoxin-induced Leukocyte-Endothelial Cell Adhesion and Macromolecular Leakage in Vivo. Revista Anesthesiology 1997;87:617-24. American Society of Anathesiologists. Disponible en: https://anesthesiology.pubs.asahq.org/article.aspx?articleid=1947880
  7. Ochoa-Anaya G, Aguirre-Ibarra CP, Franco-Cabrera M. Lidocaína: aspectos generales y nuevas implicaciones en la inflamación. Artículo de Revisión, Rev Mex Anest. 2017;40(3):220-225. Disponible en: https://www.medigraphic.com/pdfs/rma/cma-2017/cma173j.pdf
  8. Griffin MJ, Letson HL, Dobson GP, Small-Volume Adenosine, Lidocaine, and Mg2 4-Hour Infusion Leads to 88% Survival after 6 Days of Experimental Sepsis in the Rat without Antibiotics, Revista Clinical and Vaccine Immunology 2016; Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/27581435/
  9. Liu J, Zhang H, Qi Z, Zheng X, Lidocaine protects against renal and hepatic dysfunction in septic rats via downregulation of Toll‑like receptor 4, Revista Molecular Medicine Reports enero 2014; Volume 9 Issue 1, Published online on: November 14, 2013     https://doi.org/10.3892/mmr.2013.1799. Disponible en: https://www.spandidos-publications.com/mmr/9/1/118?text=fulltext
  10. De Klaver MJ, Buckingham MG, and Rich GF, Lidocaine Attenuates Cytokine-Induced Cell Injury in Endothelial and Vascular Smooth Muscle Cells Anesth Analg 2003;97:465–70. Disponible en: https://europepmc.org/article/med/12873936
  11. Yang SS, Wang NN, Postonogova T, Yang GJ, McGillion M, Beique F, Schricker T, Intravenous lidocaine to prevent postoperative airway complications in adults: a systematic review and meta-analysis. British Journal of Anaesthesia, 124 (3): 314e323 (2020). Disponible en https://bjanaesthesia.org/article/S0007-0912(19)30971-7/pdf
  12. El Confidencial, Mundo, El Coronavirus Supera las 100,000 muertes en todo el mundo, Diario El Confidencial, 10 de abril del 2020, España, https://www.elconfidencial.com/mundo/2020-04-10/el-coronavirus-supera-las-100-000-muertes-en-todo-el-mundo_2543884/
  13. Reuters, Economía mundial está en recesión por la devastación causada por el virus, aseguran expertos, América-Economía, 20 de marzo de 2020, Perú. Disponible en: https://www.americaeconomia.com/economia-mercados/finanzas/economia-mundial-esta-en-recesion-por-la-devastacion-causada-por-el-virus
  14. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) «Enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). Respuestas a las preguntas más frecuentes». Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos de América. Consultado el 13 de abril de 2020.https://web.archive.org/web/20200318025404/https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/faq-sp.html
  15. Hollmann MW, Durieux ME, Local Anesthetics and the Inflammatory Response. A New Therapeutic Indication? Revista Anesthesiology 2000; 93:858–75. American Society of Anesthesiologists USA. Disponible en: https://anesthesiology.pubs.asahq.org/article.aspx?articleid=1991071
  16. Nishina K, Mikawa K, Takao Y, Shiga M, Maekawa N, Obara H, Intravenous Lidocaine Attenuates Acute Lung Injury Induced by Hydrochloric Acid Aspiration in Rabbits. Revista Anesthesiology. 88(5):1300–1309, mayo 1998. Disponible en: https://anesthesiology.pubs.asahq.org/article.aspx?articleid=1947363
  17. Mikawa K, Maekawa N, Nishina K, Takao Y, Yaku H, Obara H, Effect of Lidocaine Pretreatment on Endotoxin-induced Lung Injury in Rabbits Anesthesiology. 81(3):689-699, september 1994. Disponible en: https://anesthesiology.pubs.asahq.org/article.aspx?articleid=1949463
  18. Aminnejad, R., Salimi, A. & Saeidi, M. Lidocaine during intubation and extubation in patients with coronavirus disease (COVID-19). Can J Anesth/J Can Anesth (2020). https://doi.org/10.1007/s12630-020-01627-2. Disponible en https://link.springer.com/article/10.1007/s12630-020-01627-2
  19. Pandey CK, Raza M, Ranjan R, et al. Intravenous lidocaine 0.5 mg.kg−1 effectively suppresses fentanyl-induced cough. Can J Anesth 2005; 52: 172-5. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/15684258/
  20. Mitra RL, Greenstein SA, Epstein LM, An algorithm for managing QT prolongation in Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) patients treated with either chloroquine or hydroxychloroquine in conjunction with azithromycin: Possible benefits of intravenous lidocaine, HeartRhythm Case Reports (2020), doi: https://doi.org/10.1016/j.hrcr.2020.03.016. Disponible en: https://www.heartrhythmcasereports.com/article/S2214-0271(20)30057-9/abstract
  21. Colegio Mexicano de Medicina Crítica, Guía para la atención del Paciente Crítico con COVID-19. Marzo 2020. Disponible en: https://www.flasog.org/static/COVID-19/11_Abril_20_Final_compressed.pdf